Jóvenes vencen la adversidad y se enfilan a la universidad

Un total de 396 jóvenes que han vivido experiencias dramáticas en sus vidas y que viven o vivieron en hogares de crianza se graduaron de la preparatoria y ya van rumbo a la universidad.

Sandra Juárez, de18 años es una de ellas. Junto con su hermana mayor, Sandra, llegó a Estados Unidos cuando tenía ocho años. No conocía a su madre. Su progenitora la había dejado a cargo de sus abuelos en Mazatenango, Guatemala.

Sandra y su hermana dejaron en Guatemala a su padre, y se suponía que la mujer que las trajo al mundo sería su cuidadora y protectora en Estados Unidos. Pero fue todo lo contrario.

“Los primeros días que vivimos con mi mamá todo estaba bien, pero no sé la razón por la que cambió; nos regañaba por todo, nos pegaba casi todos los días, nos encerraba y nos dejaba sin comer…a veces, nos daba aceite en lugar de comida”.

Aquel “infierno” que vivieron no fue por mucho tiempo, porque autoridades del  Departamento de Servicios para Niños y Familias (DCFS) del condado de Los Ángeles las rescataron y las colocaron en un hogar de crianza.

Con el paso del tiempo, Sandra regresó a casa de su madre a la edad de 15 años solo para descubrir que su madre no había cambiado. El comportamiento abusivo de su progenitora la llevó a llamar a la policía en un esfuerzo por protegerse a sí misma y a su hermana.

Ahora, cumplidos los 18 años, esta chica de la clase 2021 se encamina a estudiar una carrera profesional en Servicios Humanos, en la Universidad Estatal de California de Los Ángeles.

“Me gusta la carrera porque me encantan los bebés y en el futuro podré ayudar a los niños que hayan pasado por problemas como los que yo pasé”, dijo Sandra. “Si tienen un pasado como el mío yo podré entender y ayudar”.

Juana Aguilera, portavoz del DFCS conoce a Sandra y admira que la chica haya hecho hasta lo imposible para ganarse el derecho de vivir en un hogar de transición, lo que significa que tiene acceso a programas y servicios especializados.

De hecho, a través de la División de Servicios de Desarrollo Juvenil (YDSD) en asociación entre el Departamento de Servicios para Niños y Familias,  se ayuda a los jóvenes a hacer una transición exitosa a la vida después del cuidado de crianza. El programa brinda asistencia en las áreas de capacitación para la vida, educación, empleo y vivienda.

“En el último año de preparatoria, nosotros apoyamos con $800 a  los adolescentes de 18 a 21 años para que puedan comprar su toga y birrete, el libro de recuerdo de su graduación, para que asistan al baile de graduación y usen el dinero en lo que necesiten”,  informó Claudia Bustillos, coordinadora de vida independiente en el DFCS.

Leer articulo completo

Back to Top

Child Protection Hotline

24 hours a day, 7 days a week

Toll Free within California

(800) 540-4000

Outside of California

(213) 639-4500

TDD - Hearing Imparied

(800) 272-6699
Font Resize